Inicio
¡¡¡ Bienvenidos a Agapornis La Isla !!!
     Estamos en San Fernando, Cádiz.   




La Herencia de las Mutaciones Recesivas Ligadas al Sexo.
NBT - Sexado de Aves
NewBioTechnics


RECESIVAS LIGADAS AL SEXO

Para empezar este artículo debo resaltar que este tipo de mutaciones solo se da en los Roseicollis y que las mutaciones que se comportan de esta manera son: ino, opalino, canela y pallid, independientemente de que el agapornis las presente en su línea verde o en su línea parazul.

Como ya sabemos, las mutaciones se encuentran en pares de cromosomas.

Estas mutaciones recesivas, presentan la complejidad de comportarse de forma diferente en los machos y en las hembras. De ahí su denominación de Mutaciones Ligadas al Sexo ("LS" a partir de ahora).

Estos animales presentan sus cromosomas sexuales al contrario que los humanos, ya que sus cromosomas sexuales NO son XY para los machos y XX para las hembras como es lo habitual, sino precisamente lo contrario.

Estos psitácidos presentan la particularidad de que: es el macho el que tiene el doble cromosoma XX y la hembra la que lo posee XY.

En realidad la nomenclatura científica utiliza otras siglas, pero en este artículo usaré X e Y para que nos resulte más fácil asociarlo a los cromosomas sexuales.

Lo primero, y más importante, es que estas mutaciones solo pueden encontrarse en los cromosomas sexuales X y nunca en los Y, ya que éste es incapaz de poseer ninguna información referente a mutaciones.

Por tanto hablamos de unas mutaciones que se presentan en los machos de manera idéntica a como lo hace cualquier mutación recesiva (marbled, cara naranja, parazul), pero que en las hembras funciona en un solo cromosoma sexual. Por tanto, éstas lo son o no lo son, pero NUNCA pueden portar una mutación LS.

Viene bien recordar que las mutaciones recesivas deberán encontrarse en los dos cromosomas del par para que se expresen y que si se encuentran en un solo cromosoma del par hablamos de "portación", siendo las LS
diferentes al resto en cuanto a la NO portación en las hembras.

Veamos las diferentes opciones que podemos encontrar en machos y en hembras.

Si tomamos el  verde claro  como un cromosoma del par en el que la mutación no está presente y el  verde oscuro  como un cromosoma del par en el que la mutación está presente nos podemos encontrar con estas posibilidades:

MACHOS


HEMBRAS

Esto se da así, repito, porque el cromosoma sexual "Y" es incapaz de almacenar información referente a mutaciones.

En los machos, por tanto usaremos los mismos conceptos que en cualquier mutación recesiva, es decir, "normal" al individuo que no presenta la mutación, "portador" al que la posee en un cromosoma del par, y "mutado" al que la presenta por tenerla en los dos cromosomas del par.

En las hembras solo podemos encontrarnos con dos casos: "normal" a la que no presenta la mutación y "mutada" a la que posee la mutación en su cromosoma sexual "X" y por tanto la expresa.

Nuevamente (pero solo en los machos) como cualquier mutación recesiva utilizaremos el símbolo / para describir a un ejemplar que sea portador.

Por ejemplo si un Oliva porta Ino se escribirá Verde DD/Ino.

La mayor de las ventajas que presentan estas mutaciones es el llamado AUTOSEXAJE, mediante el cualpodremos saber el sexo de las crías nacidas de determinadas parejas.

Este concepto y sus diferentes posibilidades serán estudiados en el siguiente cuadro.





¿Cómo se transmiten estas mutaciones?

Al igual que el resto de mutaciones, al reproducirse dos ejemplares, las crías resultantes para formar su par de cromosomas, van a adquirir uno del padre y otro de la madre, siendo entonces cuatro las distintas posibilidades que podemos encontrarnos en su descendencia.

Como en estos casos el sexo SÍ interviene en la herencia de las mutaciones, marcaré los pares de cromosomas sexuales para distinguir entre padre (XX) y madre (XY), hijos machos (XX) e hijas hembras (XY).

En este primer caso nos encontramos con la combinación perfecta para conocer el sexo de todas las crías resultantes:

Un macho mutado y una hembra que no presenta la mutación.

El resultado será que el 100% de las hembras serán mutadas y el 100% de los machos serán portadores.

El autosexaje en estos casos será del 100%.
En este segundo caso nos encontramos con un macho portador y una hembra que no presenta la mutación.

El resultado será:

Machos: el 50% serán portadores y el 50% no tendrá la mutación.

Hembras: el 50% serán mutadas y el 50% no tendrán la mutación.

En estos casos solo podremos saber el sexo de la mitad de las hembras, las que presenten la mutación LS.
En este tercer caso nos encontramos con un macho que tiene la mutación presente en un cromosoma del par (portador) y una hembra mutada.

El resultado será:

Machos: el 50% serán mutados y el 50% serán portadores.

Hembras: el 50% serán mutadas y el 50% no presentarán la mutación.

El autosexaje no existe en este caso, pero tiene la ventaja de sacar machos LS.
En este último caso nos encontramos con un macho que no presenta la mutación y una hembra mutada.

El resultado será:

Machos: el 100% serán portadores.

Hembras: el 100% no presenta la mutación.

El autosexaje no existe en este caso.

Daré por entendido que existen dos casos más, uno en el que la mutación no existe en ninguno de los padres, en cuyo caso lógicamente las crías tampoco la presentarán, y otro caso en el que los dos ejemplares presenten la mutación, con lo que el resultado sería que todas las crías serían mutadas al igual que sus padres.

 


Ino, Opalino, Canela y Pallid.

Estas serían las cuatro mutaciones recesivas LS que podremos encontrar, siempre hablando de la especie Agapornis Roseicollis.


Ino

Esta mutación reduce completamente la eumelanina, por tanto es un agapornis amarillo, con las patas rosas y los ojos rojos, fácilmente diferenciable desde su nacimiento. El color de sus remeras y la rabadilla es blanco. Mantiene su psitacina, por lo cual el ino en línea verde (lutino) sigue teniendo su máscara roja y el ino en línea parazul (turquesaino, aquaino o aquaturquesaino) se presenta como más blanco aun.

Estos ino en línea Turquesa pueden llegar a ser o parecer blancos si están muy depurados, pero nunca hablaremos de roseicollis albino, puesto que esa mutación no existe en esta especie.

Se da la particularidad de que si montamos parejas de ino, sus crías tienen muchas posibilidades de presentar debilidad con lo que no es aconsejable formar parejas en la que tanto el macho como la hembra presenten esta mutación.

Lo mejor para conseguir machos ino sería mediante parejas formadas por macho portadorde ino y hembra ino.

Otra particularidad de esta mutación es que, debido a su pérdida de eumelanina estos ejemplares pueden ocultar otras mutaciones como el violeta, el arlequinado o los factores de oscuridad.Esto significa que un ino puede ser arlequín, tener algún factor violeta o tener algún factor de oscuridad y no podremos verlo.

 

En esta imagen podemos ver como unos ejemplares recién nacidos ya nos muentran, en el color de sus ojos, como uno de ellos presenta la mutación ino.




Opalino

Esta mutación LS nos muestra varios aspectos atípicos en relación a otras mutaciones presentes en los Roseicollis.

La característica más destacada es que la psitacina de la máscara se ha extendido por la parte posterior de la cabezay la rabadilla ha perdido su color diferencial, aunque permanece en su cola el mismo color que tiene en su máscara.

Esta mutación es perfecta para emplearla en el uso de la obtención de machos autosexados en otras mutaciones LS. El caso más claro es la combinación entre opalino e ino en una misma pareja.

Por ejemplo un macho opalino portador de ino con una hembra ino nos porporcionará todas las hembras opalinas, por tanto los que no sean opalinos en esas nidadas serán machos. Al tratar los dos ejemplares con la mutación ino nos darán tanto machos como hembras ino, por consiguiente, y sumando esas dos conclusiones: las crías opalinas inas serán hembras y los ino a secas serán machos autosexados.

Aquí vemos dos ejemplares opalinos, Verde Cara Naranja a la izquierda y Canela Verde a la derecha. Vemos la diferencia en el color de sus remeras.

  

Canela

Es una mutación que afecta a la eumelanina, pero no reduciéndola, sino cambiándola de color. Son ejemplares que denotan su mutación básicamente en el marrón de sus remeras, aunque también se producen otros cambios como un aclarado en sus patas (aunque no tanto como un ino) y por supuesto en su color, que en línea verde presenta un pájaro dorado y en línea parazul, marrón.

También se les conoce con el nombre de cinnamon (canela en inglés).

Esta mutación tampoco altera la psitacina de la máscara, por tanto ésta se mantiene intacta tanto en ejemplares verdes como parazules.

Al cruzar un canela y un ino dan lugar a pájaros amarillos que mantienen su máscara, los ojos rojos, la rabadilla azul claro y las remeras marrón claro, a los que llamamos Canelaino.

Aquí vemos dos jóvenes ejemplares canela, uno en línea verde a la izquierda y otro en línea parazul a la derecha. Se puede observar como sus remeras se tornaron marrones y sus patas se han aclarado bastante.

   

Pallid

Esta mutación sí que reduce la eumelanina de sus poseedores hasta un 60%, por tanto son pájaros amarillos un poco más verdosos que los ino pero que también tornan rosas sus patas y nacen con los ojos rojizos-tintos, aunque al poco de nacer los oscurecen. Otro aspecto diferenciador son sus remeras que pierden el negro y pasan a ser grises.

Para algunos aficionados, en ocasiones, se dificulta la diferenciación entre Pallid y Canela en línea parazul, pero con un poco de práctica va resultando algo más fácil, siendo la nota más diferenciadora el color de sus remeras.

Esta mutación nos presenta una peculiaridad bastante interesante, ya que se encuentra situada genéticamente en el mismo locus que la mutación ino, por tanto se pueden producir circunstancias de "hermanamiento" entre ambas.

Cuando usamos una combinación entre el pallid y el ino podemos obtener descendencia masculina intermedia entre el pallid y el ino. Esto se debe, como he comentado antes, a que el pallid y el ino son alélicos, es decir, conviven en el mismo locus del cromosoma X.  A estos machos nos referimos como PallidInos.

Son bastante difíciles de diferenciar de un Pallid normal, aunque supuestamente su fenotipo se encontraría situado de una manera intermedia entre un pallid y un ino. Lo mejor para reconocer a un PallidIno es conocer a sus padres, por ejemplo de un macho ino y una hembra pallid toda cría que se asemeje a un pallid será un
macho PallidIno.

Las hembras no pueden ser nunca "pallidinas" porque no pueden ser portadoras de una mutación ligada al sexo.

Cuando cruzamos un pallidino con una hembra que no sea ni pallid ni ino, el resultado será que gracias a este hermanamiento alélico obtendremos hembras tanto Pallid como Ino, y si su hembra es ino o pallid también podremos obtener machos en dichas mutaciones.

Aquí podemos ver un joven ejemplar de Pallid Verde a la izquierda, un adulto Aqua Pallid en el centro y un PallidIno Verde a la derecha.

   
***

Para despedir el artículo os muestro una selección de fotografías ilustrando a ejemplares mutados LS en combinación con otras mutaciones.
Aquí podemos ver a un joven ejemplar que combina la mutación Canela con un doble factor de oscuridad y en línea parazul.
En la imagen de la izquierda vemos a un ejemplar espectacular, ya que combina la mutación Pallid y la ino en el mismo locus de suscromosomas sexuales, además con un doble factor de oscuridad y en línea turquesa.

Hablamos por tanto de un PallidIno Turquesa DD.
En este caso tenemos a un jovencísimo ejemplar que combina la mutación Opalino y la Canela en línea verde.

Por último os dejo a mi Verde Opalino CN/ino que está emparejado con una hembra ino y de los que espero que me den machos autosexados ino portadores de opalino.




Si quieres enviar un e-mail puedes hacerlo pinchando aquí     e-mail         
Espacio web realizado en San Fernando, Cádiz. 2009.




*